Un canal Artesanosófico

Jornada de trabajo colectivo

Las jornadas de trabajo colectivo son un ejemplo real del potencial que podemos encontrar cuando se junta un grupo de personas para llevar a cabo una tarea en equipo en la que no se miden las fuerzas, no se compite por hacer más o mejor ni se mira mal los diferentes ritmos de trabajo.

trabajo colectivo_04

Con un buen desayuno en el cuerpo nos acercamos a la finca el encuentro, en Perales del Puerto, a una jornada de trabajo colectivo a la que acudimos alrededor de 25 personas para ayudar con el montaje de un techo vivo.

trabajo colectivo_03

Siempre que participo en estos encuentros me siento como en una escuela, en la que el aprendizaje se vuelve divertido, interesante y tremendamente practico. Donde la fuerza del grupo hace posible que podamos llevar a cabo tareas que a priori parecen impensables cuando nos las planteamos de forma individual.

trabajo colectivo_01Gracias a estas jornadas de trabajo colectivo muchas personas se pueden permitir un trabajo en su finca que, de otro modo, supondría unos costes muy difíciles de enfrentar, económicamente hablando. Impulsando, además, una experiencia enriquecedora en la que compartir con vecin@s, amig@s y viajer@s, la ilusión de sentir la fuerza creadora del grupo y el inestimable valor del aprendizaje de la mano de las personas más experimentadas.

trabajo colectivo_02Durante estas jornadas el tiempo se convierte en algo divertido, el trabajo en labor realizada con cariño, el esfuerzo toma un matiz de auto-competición en el que medir nuestra capacidad personal de equilibrar el resultado durante el proceso para obtener una experiencia rica en su conjunto.

trabajo colectivo_05

Las jornadas de trabajo colectivo no son una novedad, antes se realizaban muy a menudo en los pueblos y aldeas, donde los vecinos colaboraban entre si para construir sus casas, pajares, muros de piedra o cualquiera que fuera la tarea que necesitara de recursos humanos.

En algunos lugares se está retomando esta maravillosa tradición en la que compartir unas horas con aquellas personas que forman parte del colectivo en el que participamos. Jornadas valiosas por todo lo que aportan; aprendizaje, conexión, experiencia, vínculo, realización…

Un ejemplo de colaboración coherente que merece nuestra máxima atención si queremos crecer sanamente como colectivo involucrado responsablemente en su maduración.

Aquí podéis ver el reportaje audiovisual de la jornada:

Anuncios

Una respuesta

  1. Isabel Moncada

    Como me ha gustado que buen rollo, tan normal, tan humano, me ha recordado 7 novias para 7 hermanos,la verdad es que creo que con el progreso, se gana mucho pero tambien se pierde mucho, no hay que olvidar, la ayuda ,la solidaridad, el humanismo.etc,etc.

    ________________________________

    21 noviembre, 2013 en 22:44

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s